top of page

La primera Tarjeta de Navidad

Una tradición de 180 años que nació gracias a una persona muy, muy atareada.

Ciudad de Londres, año de 1843. La tradición y costumbre dictaban escribir a mano cartas de saludo por Navidad y Año Nuevo a seres queridos, amigos y conocidos. Para Sir Henry Cole dicha tradición no era una excepción, pero aquel año en particular se encontraba desbordado por sus responsabilidades y obligaciones.


Siendo un hombre polifacético, muy talentoso y con una creatividad ilimitada desde muy jovencito se involucró en cargos del servicio público. Como asistente de registros públicos, mientras transcribía registros, se las arregló para estudiar acuarela y exhibir algunos de sus bocetos en la Galería Nacional de Londres; actividad que más tarde le daría pie a ocupar cargos reconocidos e influyentes en la nueva era del diseño industrial que también ayudó a impulsar.


Con su trabajo llegó a reformar desde cero el sistema del registro civil, lo que fue una importante contribución para establecer la Oficina General de Registros.

Renovó completamente la Oficina de Correos y ayudó a establecer la primera estampilla adhesiva, el "Black Penny", con ello permitió que el servicio de correos sea utilizado masivamente, pues en ese entonces sólo la gente pudiente podía enviar cartas o paquetes. El servicio de correos era gratuito en un principio, pero gracias a una descarada pareja de novios tuvo que ser regulada con estampillas...conoce la graciosa historia de cómo pusieron de cabeza al correo en este link.


Cole despuntó además como escritor y editor de revistas de galerías de arte, organizó y creó ferias y exhibiciones de arte, entre otras muchas responsabilidades más, además de crear e impulsar la primera Gran Exhibición internacional en Londres que cambió para siempre las escuelas de diseño.

Fue un hombre tan influyente y admirable que llegó a convertirse en uno de los más importantes mecenas del Arte en el Reino Unido, un educador y visionario en el área del diseño que supo reconocer la importancia de combinar el arte y la industria. - Hemos preparado un blog sobre la apasionante vida profesional de Sir Henry Cole, el hombre detrás de la primera tarjeta navideña comercial, la primera Gran Exhibición de 1851 y un visionario para el diseño industrial. - Míralo en este link.


Es de esperar que un hombre tan ocupado y con una ingente cantidad de responsabilidades y compromisos, faltando poco para diciembre se diera cuenta que no podría enviar salutaciones a cada uno de sus cientos de amigos y conocidos - y en la era Victoriana el no responder o enviar cartas era considerado "muy descortés".


Es así que pide ayuda a su gran amigo, el pintor inglés John Calcott Horsley para diseñar un pequeño mensaje de navidad de gran belleza artística. John Horsley, pintor académico de género y de escenas históricas, fue el encargado de diseñar e ilustrar aquella tarjeta. Constaba de tres paneles en los cuales se representaba la esencia caritativa de la Navidad: dar alimentos a los pobres y ropa a las personas sin hogar. En el panel central de la tarjeta un mensaje: "una feliz Navidad y un feliz año nuevo para ti", debajo de una ilustración de una familia que celebra un brindis en copas de vino.


La medida de aquella tarjeta navideña fue de 13 x 8.25 centímetros y tiene en la parte superior central un espacio para el nombre del destinatario y en la esquina inferior derecha otro espacio para el nombre del remitente. (Más abajo se muestra una foto de una de estas primeras tarjetas de Navidad).


Se imprimieron al rededor de mil tarjetas y Horsley en persona las pintó a mano una por una (lo hacemos también así en "El Castillo de Ana"!!). Cole utilizó gran cantidad de aquellas tarjetas para enviar a sus conocidos y las sobrantes las vendió a 1 chelín (actualmente 8 centavos), pero en aquellos días esa suma era de mucho valor.


El slogan de venta para las tarjetas fue: "De reciente publicación, una tarjeta de saludos de navidad, o una imagen emblemática de la antigua festividad inglesa para perpetuar amables recuerdos entre queridos amigos".



A pesar de las hermosas imágenes al público no le gustó mucho el hecho de que un niño esté bebiendo de una copa de vino, sin embargo se vendieron casi todas las tarjetas.


Son 180 años desde que la falta de tiempo, debido a los múltiples oficios y responsabilidades de Sir Henry Cole, motivara la creación de una muy querida y bella tradición, las tarjetas de Navidad tal y como las conocemos hoy.


Todavía sobreviven 22 tarjetas de aquella primera impresión y una de ellas en el año 2013 fue vendida en una subasta por la extraordinaria suma de 22,000 libras esterlinas.


Ese mismo año de 1843, Charles Dickens publica su famosa novela "Cuento de Navidad". Es así que se podría decir que aquel año estos tres hombres tan grandes en nombre y en arte (Cole, Horsley y Dickens), dan la pauta para nuevas tradiciones, costumbres, villancicos y tarjetas navideñas, así como la inserción de un nuevo símbolo, el árbol de navidad que lo introdujo en Inglaterra el Príncipe Albert, esposo de la Reina Victoria y también amigos de Sir Henry Cole.

Y sí...de las historias de estas dulces tradiciones también haremos otro blog...ya nos lo solicitó la tía Angustias. 🤭


En "El Castillo de Ana" estamos inspirados por la idea de Sir Henry Cole, queremos seguir esta tradición de 180 años. Tenemos las tarjetas más lindas y valiosas, porque son hechas y pintadas a mano una por una y con mucho cariño. Conoce nuestras tarjetas de navidad así como los Calendarios de Adviento estilo Vintage en la Sección Navidad y Año Nuevo o en este link. ... Que también tenemos la historia de el "Calendario de Adviento"!! Mírala en este link.

elcastillodeana

19 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page